viernes, 4 de noviembre de 2016

Crónica: LIZZIES + AMULET en la Sala Bóveda de Barcelona (28.10.16)


En la sala bóveda se abría paso para una noche de heavy, en la que tocarían dos grupos los cuales a pesar del relativo poco tiempo que llevan sobre el escenario y en el mundo musical, dejarían un muy buen sabor de boca. 











Y así los primeros en salir a escena serian Amulet, unos británicos londinenses formados en 2010, y una formación a sus espaldas llamadas Cut The Crap; y así con Jamie Elton a la voz comenzaron con Evil Catedral y RunningOut Of Time, donde iban desgranando poco a poco un sonido muy clásico del panorama del heavy metal, y con tablas sobre el escenario que no dejarían a ninguno de los allí presentes a medias musicalmente.











Así sonarían después The Gaunlet, Highwayman, Shockwave, Talisman y Nightmare; y así poco a poco con cada tema, apuntar personalmente que me recordaron mucho a un grupo clásico como son Diamond Head, aunque también otros grupos por la variedad de estilos que parecían mezclar, y con la colaboración de la bajista de Lizzies (Marina).



El siguiente tema fue The Hangman en la cual escenificaron que al cantante le llegaba la hora simulando una horca, que fue el toque de esa canción, a la que siguieron Heathen Castle, Mark of Evil, Bloody Night y para finalizar su actuación, que fue muy buena sonó Sing of the High Priest.


Y  después de una breve espera para cambiar instrumentos y grupo, llegó el turno de estas cuatro chicas madrileñas llamadas Lizzies, nombre inspirado en la película The Warriors, donde había un grupo de chicas en esa película llamadas como han apodado el grupo, y así con dos discos a sus espaldas End Of Time y Good Luck, y cantando en ingles formándose en 2010, con amplio abanico de actuaciones europeas, las cuales darán experiencia y cada vez sean más conocidas, que musicalmente y con la puesta en escena se lo merecen. 

Así con temas propios y un sonido limpio y muy particular, sin un estilo predominante a sus temas, puesto que a mi parecer algunos temas o algunos fragmentos de temas, parecían más heavys, más punk … en definitiva creo no equivocarme si escribo, muy Lizzies






















Con una intro instrumental abrieron su actuación con Fuck You donde la última en aparecer fue Elena, la vocalista donde su desparpajo y sin parar de sonreír, dirigirse al público y animar en todo momento, dejó muy claro que ya llevan más de un concierto a sus espaldas, continuaron con 666 miles, Phoenix del disco Good Luck, para el siguiente tema hacer un guiño al End Of Time, así continuaron con Mirror Maze, Night In Tokio, y End Of Time, y allí no había momento para el descanso, iban sonando temas a cada cual mejor y más contundente, sonido limpio y muy bien sincronizado por ellas.










Dieron paso a 8 ball, y nos hicieron un guiño con la versión de Whole Lotta Rossie, para seguir con temas de ellos después como Russian Roulette, y después de este tema como grupos clásicos del NWOTBHM hicieron un solo de Saray a la batería, muy bien empleado a la que siguió Own, KickOut y Rosa María.



Y para casi el final de la actuación dejaron lo mejor y los que allí estábamos esperábamos, dos de los clásicos de estas cuatro chicas, con una canción personalmente muy completa y cambios rítmicos estupendos como es Viper; y terminaron su actuación con Speed aún más solicitada por el personal que allí estaba, y con este tema cerraron su actuación y el concierto de esa noche, repitiéndome muy buena noche de música con dos grupos que darán mucho que hablar, y a Lizzies poco a poco y a buen paso como van avanzando darán mucho mucho que hablar …  y con unos temas en los cuales hay una referencia de himnos musicales, canciones que te viene solas a la cabeza y tarareas, varios estilos fusionados, en definitiva Lizzies en estado puro.



Así que hasta la próxima, a destacar el detalle de saludar a los chavales allí presentes, que esperaba hubiera sido una sala más llena, pero donde estos chavales acompañados de adultos se daban a notar en el concierto, así que muy bien por la sala que permitían la entrada, y los chavales donde se les veía que vibraban de cada tema, y de los cuales muchos de ellos se sabían.

Crónica y fotos: Misfits Salenek

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada