viernes, 10 de mayo de 2024

Crónica: BASEMENT SAINTS en el Escenario Rock Nights de Santander (01.05.24)

 

Basement Saint, banda suiza, la cual se dejó ver por tierras cántabras, en concreto en el Escenario Santander dentro del Rock Night Vol 3, de Santander.

Y así en una sala acogedora, la cual estaba preparada para eventos más grandes, había en una parte de ella otro escenario para este tipo de eventos, que por lo que se vio, no había defraudado en el otro escenario.

Basement Saint, banda la cual se reunían en un sótano para hacer música, han pasado a tocar en eventos de gran afluencia de público, como es el Festival de Jazz de Montreux. Con una nueva gira, este trío se dejó ver en Cantabria, con un rock de épocas pasadas, que lo ejecutan a la perfección, con un toque de blues desde una guitarra, una batería y un teclado, a destacar de este último un Hammond original, que daba gusto ver y gusto escuchar, por alguien que sabe.

Con puntualidad salieron a escena Anton (voz y guitarra), Robby (teclado y voz) y Molly (batería). Ataviados con ropa setentera, en todos los sentidos, y un sombrero de la época, cada uno agarró su instrumento, y sin pausa, demostraron una increíble fuerza desde la primera canción rock and roll potente, que recordaba a bandas de los años 70.

Arrancaron con “Love To Ride”, primer tema del disco “Stimulation” del 2021, al cual le siguió “Rainbow Nation” del disco del 2014 “Free Souls”, y ya se veía a la gente poco a poco quitar la vergüenza y empezar a moverse, en un ritmo y canciones que te inducían a ello. 

Con la misma energía tocaron “Left Lane Cruiser”, que después de esta canción se dirigieron al personal, saludando, y haciéndole participes de la fiesta que esa noche se esperaba, y de por seguro lo estaba siendo. Le siguió un single del 2022 como es “Night Owl”, que seguían con la misma sintonía, un rock fresco para disfrutar, como con el siguiente tema “Spark”.

Del disco “Stimulation” del 2021, vino el siguiente que es “Fine By Me”, al cual le siguió “Buffalo Bay” del “Bohemian Boogie” del 2017; para el siguiente tema que volvemos al disco de los dos temas anteriores “Stimulation”, llego el turno “Radius of Heat”, tema que personalmente me llamó la atención, te adentró en la época pasada que pretende la banda, y así con sonidos blues, rock, y temas psicodélicos, tocaron un tema que te introducía en lo que ellos pretendían transmitir, y así con el slide de la guitarra, y el Hammond sonando a la perfección, era el tema perfecto, como el título de una ciudad norteamericana, y esa música y estilo que allí dio tanto que hablar. 

Como nota negativa, fue la mala suerte que durante estas canciones a Anton, se le rompió dos veces una cuerda de la guitarra, la cual la tuvo lógicamente que resolver en el momento, pero apenas se notó, con la rapidez que lo hizo, y mientras el resto de la banda, improvisaba, hasta que pudieran volver a tocar sus temas.

Y así, le llegó el turno a “Making Amends”, y al sencillo del 2023 “Buccaneer”, después de este tema, hicieron una brevísima pausa para un cambio de guitarra.

“Rooftop Riddles” del “Bohemian Boogie”, volvió a dar alas de nuevo, después del cambio de guitarra, donde de nuevo nos deleitaban con esas canciones, y ya el público sobre todo las primeras filas, estaba desatado bailando enérgicamente, y disfrutando de lo que se estaba viendo y oyendo, no era para menos … ; “Sail Through The Night” y “Sunflowers Seeds”, este último llamó mucho la atención que comenzaba lento, y con tiempo despacio, para ir progresivamente aumentando la intensidad del tema, con una melodía más dura, un tema a destacar, por la composición musical.  

Y seguido dieron rienda suelta al disco “Get Ready” del 2016, con los siguientes temas como son “High Tide”, “Red Wine”, “Get Ready” a destacar el Hammond en esta canción y “Jeans”.

Sin descanso y sin tregua, la gente no para de mover las caderas y las cabezas, para dar paso a “What To Do” y “Boots”, y ya era total la conexión con la banda, la cual se notaba que estaba disfrutando también; tal es dicho comentario con el tema “Bohemian Boogie”, tema del mismo disco, la cual un rock and roll fresco, con un tema que llamaba mucho la atención, y una batería a destacar.

Después de este tema, se presentó la banda, e iba avisando que quedaba poco para el final del concierto, no sin antes deleitarnos con algún tema más, como fue “Highway Lines”, que fue la antesala, de uno de los temas que más gustó al personal, como fue la versión de The Animals del 1964, la conocidísima canción de “House of the Rising Sun”, que tocada al estilo Basement Saints, no defraudó en absoluto, además el Hammond, daba gusto escucharlo, ninguna pega ni nada a reseñar negativamente de la interpretación de este tema. Y llego el final del show, con la canción “Down South”, que siguiendo como fue todo el concierto, su energía notable y profesionalidad hicieron que fuera uno de los preferidos de las personas allí presente, tema pegadizo y como la mayoría, muy rockanrolero.

Banda que me sorprendió con creces, y que es el típico grupo que se podía escuchar una y otra vez, realizando un viaje por la ruta 66 de Estados Unidos, conduciendo un Cadillac, con una botella de Jack Daniel’s al lado.

Crónica y fotos: Misfits Salenek 

No hay comentarios:

Publicar un comentario