lunes, 27 de marzo de 2017

Crónica: SIN CONTROL + IMPERECEDERO + PRIMA NOCTE, Sala MetalariuM, Badajoz (11.03.17)


El pasado sábado 11 de marzo de 2017, El Templario del Metal volvió a la sala MetalariuM de Badajoz para disfrutar de un triple concierto ofrecido por tres bandas increíbles.

Como de costumbre, últimamente, la falta de público fue notoria en la sala y es que no me explico que, con las bandas tan buenas que se acercan hasta aquí, la gente que se hacen llamar amantes de la música no aparezcan. Pero bueno, no por cansancio, sino por no ser pesado, seguiré con lo que he venido a contar:



Los primeros en empezar la noche de caña metalera fueron los Zamoranos; SIN CONTROL, banda que me encantó. Son potentes hasta el extremo, con melodías muy densas, o como Isra, el técnico de sonido, me dijo que se llama; muy compactas. Hacen Thrash Groove Metal, que para los que no entendemos mucho de géneros, una caña que lo flipas sin perder la melodía. 

La voz, cuyo dueño es el señor Manuel Pérez, era una gozada escucharla, en la mayoría era un gutural muy bien proyectado, acompañado de un estilo y unas maneras encima del escenario que provocaba el salto del público, aunque al ser tan poquitos en la sala, solo los más desvergonzados nos movíamos y tocábamos nuestras air guitars.



Manu no solo cantaba, además le acompañaba una bonita guitarra que era esgrimida sin temor, la cual, en más de un tema, se asemejaba más a un arpa que a una guitarra debido a la cantidad de armónicos que salían de sus entrañas. Acompañando a Manu Pérez, la guitarra de Manuel García de Acilu trazaba sendas en la contundencia musical con ritmos gruesos y sus solos. Era un placer verlo moverse de acá para allá, cual remolino con ganas de levantar hasta al más tímido de la sala.



El señor Javier Pino, el señor bajista, no solo aportaba el pegamento entre ritmo y melodía, sino que era parte de ambas de una manera que, con su ausencia, nada tendría sentido. El estilo que posee, rasgando la cuerda en la dirección de esta con la púa, añadía una potencia al conjunto que es, en gran medida, lo que la hace tan densa (compacta, sí). 

Y bueno, que decir de Fran Díez, al tío se le veía al principio y al final del concierto tan fresco como una lechuga, parecía incansable y no es que los ritmos que tenía que llevar fuesen ligeritos precisamente. Sostiene al grupo con sus ritmos y los dirige a través de la melodía como el timonel de un barco vikingo en dirección al Valhala. Digo esto último porque es lo que a mí me pareció su estilo, un viking metal español, potente y con melodía.



Los segundos en tocar fueron los locales IMPERECEDERO, grupo relativamente joven que hacen versiones de grupos nacionales como leño, barricada etc. Son 4 los integrantes; José Ángel Blanco Gómez a la batería, Javi Mora a la guitarra, Iván Gallardo Antúnez al bajo y Julio a la voz y la guitarra. 

Tocaron temas de extremoduro, barricada, leño y demás bandas de Rock del ámbito nacional, pero las que mejor sonaron, a mi parecer, fueron las dos canciones propias que tocaron, sonaban al estilo de reincidentes; un Rock con ritmo que se aproxima al Punk.



Los encargados de clausurar la noche fueron PRIMA NOCTE, quienes vinieron desde Cambados, en Pontevedra, Galicia. Hacen Metal con un gran peso en la melodía y con unos ritmos increíbles. La guapísima Pilar Fernández nos deleitaba con su voz, la cual encajaba perfectamente con el grupo, pues no era la típica voz chillona que desentona sobre el resto, si no, una voz media tirando a grabe que se entremezcla muy bien con las melodías, todo ello aderezado con una buena presencia en el escenario.

A su derecha, Brais Padin imponía fuerza con su preciosa guitarra roja estilo Angus Young. La sola presencia de Brais ya imponía que la melodía no decaería. A la otra derecha, la del público, la pareja musical; Jordi Ribas y Eduardo Ramonde, bajo y guitarra de 5 y 7 cuerdas simultáneamente, demostraban sus virtuosas dotes con sus respectivos instrumentos y tejiendo en el conjunto los detalles que forjan la personalidad de una melodía.



Tras estos musicazos se escondía la bestia, el mismísimo demonio de los más oscuros calabozos del infierno más profundo que uno se pueda imaginar; con los ojos tan desorbitados como los del público cuando efectuaba sus florituras y solos. Sí señores y señoritas, estamos hablando del señor Juan Manuel Agra (Chan), el chico de los parches, amo de los platos y señor de las baquetas.

Cada vez que este ser efectuaba un solo, la sala contenía el aliento y miraba con los ojos abiertos como los de un gato que viera un pajarillo distraído. Era un estrés seguir el ritmo de las baquetas con los ojos y una verdadera maravilla escucharlo. Escuchar estos ritmos, acompañado de la melodía de las cuerdas y la voz de Pilar hacen de PRIMA NOCTE una banda espectacular.



Vamos, que menuda noche de música tuvimos los que asistimos aquella noche a la sala. Todo ello fue especialmente cuidado por los técnicos de sonido Raúl e Israel.


Tras el concierto, pudimos mezclarnos con todos los músicos y brindar con cada uno de ellos, disfrutando de su humildad y sus ganas de conocer a nueva gente. Todos demostraron ser unas personas muy cercanas y no dejaron de agradecer la asistencia. Realmente lo pasé muy bien aquella noche y, además, me gané unos cuantos amigos. Estamos deseando que vuelvan. 

¡Un abrazo a cada uno de ellos! Y… POR EL HEAVY Y EL ROCK!!!


⍏Crónica & Fotos: SkvyRiky

No hay comentarios:

Publicar un comentario